Connect with us

BELLEZA

La batalla de las pieles escamosas: Piel seca vs Piel deshidratada

LA PIEL SECA y la piel deshidratada no son lo mismo; y cómo tratar ambas afecciones (súper comunes en las grandes urbes, por aquello de la contaminación) es un enigma ancestral de belleza que a pesar de los grandes avances en la ciencia cosmética aún nos seguimos cuestionando.

La mayoría creemos que la sequedad de la piel es un resultado directo de la deshidratación o la falta de agua, pero estamos totalmente equivocados porque las dos en realidad ni siquiera son sinónimos.

Primero aprendamos a diferenciarlas. Te damos una pista: una de ellas necesita aceite y productos que le aporten lípidos, mientras que la otra lo que requiere es agua, o sea, una buena dosis de hidratación.

Además, cabe resaltar que nuestra piel sólo puede ser: grasa, mixta o seca, pero puede pasar por periodos de deshidratación. La sequedad es un estado de la piel mientras que la deshidratación es una condición, es decir, algo puntual. Por lo que existen cremas para cada tipo de piel y otras que aportan un extra de hidratación para determinados momentos.

Piel seca

La piel seca es algo con lo que puedes nacer, pero también puedes desarrollar. Los bebés y los niños tienden a tener la piel más seca, así como nosotras a medida que nos hacemos mayores.

La piel seca se clasifica como alipídica, lo que significa que no produce sebo ni aceite. Y como la piel depende de la grasa natural para mantener la humedad, sin ella puede parecer áspera y escamosa y las arrugas pueden ser más pronunciadas. La resequedad de la piel también puede arruinar su función de barrera de protección, aumentando la sensibilidad y la inflamación a largo plazo, y provocando una cadena de reacciones bioquímicas como la descomposición del colágeno. Así que lo ideal para las pieles secas son las cremas relipidizantes, o nutritivas, que contienen más elementos grasos.

Mitos

  1. Esa un mito pensar que sólo las pieles maduras necesitan hidratarse, pues las jóvenes también pueden tener la piel seca. Pero, ¿cómo puedes identificarla? Si eres de las que usa varias veces al día una crema hidratante para evitar la sensación de resequedad, seguramente es porque tienes la piel seca.
  2. Las cremas son únicamente para usar de noche (salvo que el producto lo especifique), ya que cuando más se necesita este escudo protector es durante el día, que es cuando la piel está sometida a más agresiones, sobre todo por el clima, el sol, la contaminación y las variaciones de temperatura.

¿Cómo prevenirla?

La clave está en usar humectantes ricos en emolientes que protejan la piel de la pérdida de humedad. Las más recomendadas son las fórmulas que contienen mantequilla de karité, cera de abejas, aceite de jojoba y aceite de semilla de girasol. Además, debes usar productos suaves, evitando los productos especializados para pieles grasas (de fórmulas más fuertes) y jabones de barra (especialmente aquellos del cuerpo).

¿Cómo tratarla?

La mejor manera de tratar la piel seca es exfoliando la piel con productos suaves pues ayudan a eliminar la descamación de la piel más superficial y así promover la renovación celular. También se debe cuidar el ambiente, por lo que si habitas en un lugar seco lo mejor es usar un humidificador para mantener la humedad en el aire y, más importante aún, en la piel. Además no debes olvidar nunca aplicarte la crema hidratante dentro de un minuto después de lavarla para evitar que el agua en la piel se evapore por completo.

Piel deshidratada

La deshidratación puede atacar a cualquier tipo de piel sin distinción (mixta, grasa o seca), aunque las secas suelen tener una mayor tendencia a sufrirla. Sin embargo, los efectos son diferentes: cuando las pieles mixtas y grasas se deshidratan, suele descamarse en la zona media del rostro, es decir, en los bordes de la nariz y en el nacimiento de las cejas. Mientras que las pieles normales o secas pueden notar más tirantez o descamación en la zona de las mejillas o el contorno de los labios.

Ésta condición de la piel implica que carece de contenido acuoso, pero por lo contrario a la piel seca, es capaz de producir el aceite natural. Si bien puede ser genética o ambiental, la piel deshidratada puede sentirse escamosa y sin elasticidad, y permite que se formen líneas finas triangulares, debido a la deflación de la células superficiales por falta de agua.

¿Cómo prevenirla?

Los expertos suelen comparar la piel deshidratada con una silla de cuero: necesita ser humectada para prevenir que aparezcan las señales de uso que aparecen con el paso del tiempo. Si aplicas un producto acondicionador y humectante a la silla de cuero, previenes que se cuartee. Lo mismo aplica para tu piel, si no aplicas un producto para humectarla, el paso del tiempo, el clima y otras variables pueden empezar a relejarse en ella.

¿Cómo tratarla?

El tratamiento de la piel deshidratada comienza por ser muy selectiva y exigente a la hora de elegir una crema hidratante. Usa un humectante que contenga glicerina o ácido hialurónico, ya que estos ingredientes atraen el agua del ambiente hacia la piel para mantenerla suave y flexible. Por otro lado, necesitas reducir el uso de los exfoliantes o podrías empeorar la deshidratación y causar una peor inflamación. Para limpiarla opta por usar un gel sin sulfato para evitar una deshidratación innecesaria tras la lavada. Y no olvides optar por productos a base agua, así le darás todo el agua que necesita, sin aportar nada de grasa.

Advertisement
Comenta

Deja un comentario

BELLEZA

Mascarillas naturales para aclarar la piel

Nuestra piel es muy delicada y debemos tratarla con cuidado. Algunas pieles son muy sensibles al sol pues se oscurecen en tan solo días. Esto ocurre con mucha frecuencia y a varias personas, no te preocupes más, nosotros te damos la solución para que elimines de tu rostro las manchitas y oscurecimiento ocasionado por el sol con unas increíbles mascarillas naturales.

1. Mascarilla de limón exfoliante.

Ingredientes:

• 1 limón
• Bicarbonato de sodio
• Miel

En un recipiente coloca  una cucharada sopera de bicarbonato de sodio, media cucharada de miel y el jugo de un limón. Remueve todos los ingredientes y aplica en tu rostro por 20 minutos.
Por las propiedades del limón, sabemos que es un gran aliado para aclarar la piel, mientras que el bicarbonato funciona como exfoliante natural, así la acción de la mascarilla aclarará tu piel mientras la renueva eliminando células muertas, por otro lado la miel suaviza la mezcla para que la mascarilla no resulte agresiva en tu piel. Enseguida lava suavemente tu cara con agua.
(Se recomienda aplicar dos veces por semana)

2. Mascarilla aclarante instantánea.
Ingredientes:
• Maizena
• Leche

En un recipiente coloca 1 cucharada sopera de maizena natural y dos cucharadas de leche. Remueve un poco hasta que los ingredientes estén incorporados. Después aplica la mascarilla en tu rostro y déjala actuar por 10 minutos.
La maizena y la leche son ingredientes aclarantes por naturaleza y harán efecto en tu piel instantáneamente. Posteriormente lava tu cara con agua.
(Se puede aplicar con la frecuencia que desees)

3. Mascarilla aclarante de acción profunda.
Ingredientes:
• Limón
• Bicarbonato de sodio
• Yogurt natural

Coloca en un recipiente una cucharada de yogurt natural, una cucharada de bicarbonato de sodio y el jugo de un limón.
Mezcla todos los ingredientes y aplica la mascarilla en tu rostro por 15 minutos.
El yogurt natural es un ingrediente potente para aclarar la piel y junto al bicarbonato de sodio y limón actúan de manera profunda. Finalmente lava tu cara con agua.
(Se recomienda aplicar una vez por semana)

Por ningún motivo te expongas al sol durante la aplicación de las mascarillas. Para una mejor acción y cuidado de tu piel, usa filtro solar todos los días.

Por Regina Espinosa.

Continuar leyendo

BELLEZA

5 básicos de maquillaje: Guía para principiantes en el mundo del make up

¿Quieres aprender a maquillarte, pero no sabes por dónde empezar? ¡Aquí te decimos cómo!

Si nunca has tenido algún acercamiento con el maquillaje, probablemente creas que es difícil, sin embargo, es más sencillo de lo que parece, para comenzar no necesitas más que estos cinco productos:

WhatsApp Image 2020-06-02 at 9.18.53 PM

•Corrector
•Sombra para cejas
•Máscara de pestañas
•Hidratante labial
•Blush

El corrector es un producto que cubre las imperfecciones de tu rostro, como las ojeras, las manchas y los granitos. Hace que tu piel luzca como de porcelana. La forma correcta de aplicar el corrector es a toques suaves, si no tienes brochas o esponjas puedes hacerlo con tu dedo anular.

La sombra para cejas se aplica con una brocha angular pequeña, lo único que deberás hacer es enmarcar la forma natural de tus cejas, y rellenar espacios. Si no te salen perfectas al inicio, no te preocupes, es cuestión de práctica.

WhatsApp Image 2020-06-02 at 9.18.54 PM (1)

Coloca un poco de máscara de pestañas, verás como le da un toque más tierno a tu mirada.

¡Ya casi terminas! hidrata tus labios con un bálsamos labial o gloss, puede ser natural o con un poco de color.

 

Para finalizar, puedes ponerte un poco de blush o rubor en las mejillas, éste le dará vitalidad y un toque de naturalidad a tu piel.

No necesitas ser experta para comenzar a maquillarte, solo confía en ti y práctica cuántas veces puedas.

 

Por: Regina Espinosa

Continuar leyendo

BELLEZA

Perejil y limón como mascarilla para la piel

Porque no está demás consentirnos, nunca es tarde para aprender a hacer mascarillas caseras. Y es que existen tantas maneras de tener una piel tan suave y libre de marcas, con ingredientes que nos ayudaran a disfrutar estos beneficios.

Y aunque algunas verduras o condimentos son deliciosos, también podemos hacer un buen uso de estos, ya que la mezcla de perejil y limón puede ayudar a aclarar tu piel y mejorar las manchas del acné. Así que, a continuación, te dejamos los beneficios de esta mascarilla

mascarillas-para-la-cara

¿Qué beneficios te dará esta mascarilla casera de perejil y limón?

Expertos en belleza recomiendan el uso periódico de una mascarilla a base de perejil por su capacidad para equilibrar la producción de grasa en la piel, al mismo tiempo que la relaja y la suaviza. Esta hierba resulta ser una excelente fuente de antioxidantes y vitamina C, dos nutrientes que portan luminosidad, elasticidad y regeneración a tu piel.

El limón, por su parte, también es rico en vitamina C, un componente que ayuda a controlar el envejecimiento y activa la producción de colágeno. Beneficios que contribuyen a eliminar manchas en la piel. Además, ayuda a combatir el acné debido al ácido ascórbico que reduce la oxidación de la grasa, disminuyendo la formación de puntos negros

te-perejil2

¿Qué se necesita para preparar esta mascarilla casera de perejil y limón?

Esto es lo que vas a necesitar:

  • Un manojo fresco de perejil
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • Mortero o licuadora

limon

¿Cómo se prepara esta mascarilla?

Esta es una receta muy, pero muy fácil de hacer;

Debes mezclar el perejil y el limón en la licuadora o en un mortero.

Después se agrega vinagre. Ingrediente clave que equilibra el pH de la piel, limpiarla y desobstruir los poros. Una vez en la piel, debemos dejar actuar de 10 a 15 minutos, al final esa importante enjuagar tu rostro y para mejores resultados, es recomendable aplicarla por las noches en un lugar con poca luz.

Entonces, aprendiendo de sus beneficios, esperamos que disfrutes de esta mascarilla casera.

Continuar leyendo

Destacadas

A %d blogueros les gusta esto: