Connect with us

Lifestyle

Ser maestra en tiempos de Covid

Por Mara Nandi

El confinamiento aceleró procesos que, por muchos años, en la docencia, nos habíamos retrasado y resistido con respecto al uso de la tecnología. Tanto los padres de familia, los alumnos y, por supuesto, los docentes, nos costó bastante adaptarnos a las nuevas formas de enseñanza y aprendizaje y, a final del ciclo, seguíamos aprendiendo y adoptando estos nuevos procesos.

En lo personal me sentí triste y, por qué no decirlo, un tanto frustrada, al no poder persuadir a padres y a alumnos a sumarse con seriedad a las nuevas formas de aprendizaje. El tiempo pasaba y ver que no se enviaban las actividades a pesar de tener el conocimiento de ellas me llevó a creer que la educación a distancia sería un fracaso.

Los esfuerzos de la SEP se concentraron en atender a millones de alumnos y sus necesidades educativas durante la emergencia sanitaria por medio de la estrategia Aprende en Casa, a través de la televisión abierta, la radio, cuadernillos de actividades y a través de plataformas digitales con los maestros.

El desinterés, la falta de recursos económicos, la indiferencia de los padres y hasta el no contar con equipo de cómputo e internet, fueron factores para que los alumnos no realizaran sus actividades. No obstante, al final del periodo tanto los padres como los alumnos comenzaron a trabajar y entregar en el último momento las actividades.

Comprobé que los padres son parte fundamental de la estructura del aprendizaje, de la motivación y el empuje que nuestros alumnos necesitan, así como la importancia de la presencia del docente como facilitador de los contenidos y que el aula sigue siendo parte esencial pero no imprescindible del proceso educativo.

Otra parte importante es la actualización en el manejo de las tecnologías y plataformas por parte del docente y a su vez capacitar a los alumnos para hacerlo parte cotidiana en nuestra labor.

El trabajo en casa no fue nada fácil. Sobre todo cuando tienes hijos pequeños que absorben la mayoría de tu tiempo y energía, las labores domésticas, cocinar, revisar actividades de los alumnos, responder mensajes de estudiantes y padres de familia que sin importan un horario tenían que ser atendidas, capacitarte con las asesorías y todo este trabajo sumarle la parte emocional que la mayoría de las personas experimentaron, como incertidumbre, estrés, preocupación de contagio, tristeza de haber perdido amigos o familiares y no poder estar presentes, en fin los docentes somos seres humanos que no podemos dejar fuera nuestras vidas personales y emociones, eso fue parte de ser maestra en tiempos de Covid.

De la noche a la mañana nos volvimos maestras de nuestros propios hijos y nos dimos cuenta lo complicado que pudo haber sido para los papás lidiar con las tareas de sus hijos.

 

En este confinamiento nos convertimos en maestros de nuestros alumnos y de nuestros hijos. En mi caso no logré utilizar las mismas estrategias que uso con mis alumnos con mis hijos porque la figura de autoridad es diferente a la que tengo como madre y como maestra y eso me hizo entender la enorme complejidad de nuestra labor y la responsabilidad de los padres al asumir el rol de profesor. Cuando los alumnos no quieren trabajar recurres al “voy a llamar a tu mamá” o “te voy a poner un reporte por no trabajar” o “te voy a llevar con la orientadora”, eso con mis hijos no funcionaba.

En la escuela de mis hijos hubo mucha coordinación y estuvimos en contacto desde el primer momento y todos los días a las 8:30 aproximadamente enviaban de 4 o 5 actividades que debíamos hacer durante el día para enviar las evidencias por 2 hijos, era bastante trabajo.

Un día mi esposo me vio tan estresada que me dijo relájate no creo que por uno o dos días que no envíes las evidencias del trabajo de tus hijos vayan a reprobar preescolar o lactantes. Pero siendo yo maestra no me permitía no cumplir y ser parte de lo que tanto me quejaba, la indiferencia de algunos padres y alumnos por no entregar sus actividades.

Así que la exigencia era doble. Tenía que lidiar con eso y hacerlas compaginar con las labores de casa, sin mencionar las incontables vueltas a la cocina, porque curiosamente siempre tenían hambre.

Mis metas, planes y hasta mis propias necesidades pasaron a segundo término por qué la exigencia de cumplir como mamá y como profesora eran más fuertes. Los días de capacitación por medio de los webinar si era solo una o dos horas máximo era cerrar la puerta, pero para ellos era como si los hubiera abandonado porque era el único momento en el que me alejaba de ellos y no me veían, porque literal ni para ir al baño me dejaban.

En conclusión, cada docente vivió de manera distinta esta pandemia pero segura estoy que siempre hubo ese compromiso y responsabilidad por parte de cada maestro, tuvo mucho que ver la fortaleza mental y espiritual, la estabilidad económica, el género, la edad, la relación de edades madre e hijos, la salud física, entre otras cosas, pero independientemente de todo esto estoy segura de que este periodo de confinamiento nos va a traer muchos aprendizajes y crecimiento personal.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lifestyle

Colegio Euro Texcoco – Siempre un paso adelante

COLEGIO EURO TEXCOCO

Dirección:

Avenida Chamizal S/N,

La Trinidad, Texcoco

Estado de México

Horario básico:

De lunes a viernes

de 6:50 a 15:00 hrs.

Horario Extendido:

16:00 hrs.

Método educativo: Socio-constructivista basado en proyectos, desarrollo de competencias y habilidades.

Grados disponibles: Maternal, Kínder, Primaria, Secundaria y Bachillerato internacional.

Alumnado: Mixto

Idiomas extranjeros: Inglés y francés

Máximo de alumnos por aula: 22

Actividades extracurriculares: Ballet, Jazz, Danza moderna, Fútbol, Vóleibol, Taekwondo, Arte, Básquetbol, Flamenco, Yoga, Ajedrez, Multimedia, Programación con drones, Robótica.

 

 

SIEMPRE UN PASO ADELANTE

Con más de 15 años de experiencia formando futuros brillantes, Euro propone otra forma de entender la educación. Una mucho más humana, en donde lo más importante sea el proceso de aprendizaje único de cada alumno, reconociendo sus talentos, preferencias y necesidades, para que consoliden la competencia más importante de todas: APRENDER A APRENDER. Un alumno Euro es ciudadano del mundo y pertenece a su época y cultura, por eso, tomamos en cuenta el contexto digital y tecnológico del siglo XXI, para que sean capaces de identificar y solucionar problemas. Capaces de comunicarse asertivamente, utilizando el lenguaje oral, escrito y el lenguaje de la tecnología y lo más importante, con la voluntad para transformar el mundo respetuosa, compasiva y bondadosamente.

Schoolhouse Euro nació del sueño de construir un espacio ideal, en donde niñas y niños aprendan en un ambiente de amor y respeto, a transformar el mundo a través de una educación integral, desafiante, interesante y significativa. Su nombre en inglés, Schoolhouse Euro, representa la segunda casa en donde convergen niños, educadores y padres, aprendiendo y educando en un círculo recíproco.

Nuestra metodología ha cambiado la forma tradicional de enseñar basada en memorizar y repetir conceptos, por una estrategia dinámica y actualizada en donde lo más importante es la experimentación de los conocimientos desde la propia perspectiva de los alumnos, asimilando la información e integrándola a su proceso de aprendizaje único y personal. Con la ayuda de herramientas mecánicas y la tecnología digital, los contenidos se vuelven más atractivos para los niños y jóvenes, y así, la tecnología está al servicio de la pedagogía, transformando la manera de educar y la manera de aprender. Un alumno Euro no sólo tiene conocimientos, sabe aplicarlos y con ello quiere transformar su realidad para bien.

Continue Reading

Lifestyle

Más niños lectores

La  lectura tiene un sinfín de beneficios, sobre todo si es un hábito que se cultiva desde edades tempranas. Leer potencia la imaginación, ayuda al niño a aprender, a divertirse solo y favorece nuestra capacidad de concentración. Sin embargo, más del 35% de la población mexicana no lee nada o casi nada. Para desarrollar el interés de los niños por la lectura y ayudar a revertir esta situación, Brains International School estos consejos para inculcar y fomentar el gusto por la lectura también en casa.

  1. LIBERTAD DE ELECCIÓN

El niño tiene capacidad crítica y se le debe dejar que él mismo seleccione los libros que quiere leer. La imposición es un mal camino para fomentar la lectura. Es aconsejable que los padres propongan a sus hijos libros que alimenten su curiosidad, pero en ningún momento se les puede prohibir u obligar a leer un libro u otro.

  1. LA LECTURA COMO JUEGO

Una gran dificultad a la hora de fomentar la lectura ha sido que los libros siempre han estado relacionados con el mundo académico. Enseñar la cara amable y lúdica de los libros y dejar que el niño acceda al mundo de la lectura por su propio pie es la mejor manera de favorecer su inquietud por la misma. Leer debe ser un acto placentero.

  1. LEER EN ESPACIOS CREATIVOS

Es aconsejable dejar de lado el escritorio de habitación y buscar lugares que alimenten la imaginación. Muchos niños disfrutan, por ejemplo, leyendo en escondites o fuertes que se hacen en su propia habitación o en la casa y eso estimula aún más su imaginación.

  1. UNA RUTINA DIARIA

Buscar un espacio y un tiempo diario para que el niño lo dedique a la lectura, como por ejemplo, antes de ir a dormir o justo después de la merienda. Crear un hábito y hacer que el niño ligue ese tiempo al disfrute es la mejor manera de potenciar la lectura.

  1. DISFRUTA LA LECTURA

La lectura puede ser vista como una manera de disfrutar y se tiene que desterrar la idea extendida de que la lectura es una forma de ocio solitaria. Hacer excursiones al campo para leer, ir al parque o aprovechar los domingos por la mañana para leer todos juntos en el sofá son pequeños gestos que tanto grandes como pequeños disfrutarán y que nos ayudarán a fomentar la lectura en casa.

  1. LEER Y ESCRIBIR

Con la lectura la imaginación se dispara y la mejor forma de dar salida a esta creatividad es promoviendo que el niño se siente a escribir. Además, con este tipo de actividades, los niños mejoran otros aspectos como la creatividad, la gramática y la ortografía, haciendo de su aprendizaje algo didáctico e interactivo.

  1. NO IMPONER LA LECTURA

En este aspecto hay que ser asertivo y jugar con la recompensa para incentivar la lectura. Obligar al niño a leer un tiempo determinado cada día solo propiciará que el niño aborrezca la lectura y no la contemple como un pasatiempo o hobby.

  1. MUESTRA INTERÉS

La mejor manera de involucrarnos en las lecturas de nuestros hijos es interesarse proactivamente por los títulos, personajes y géneros favoritos de los mismos. Interesándonos por sus lecturas alentamos a nuestro hijo a continuar leyendo y a sentirse apreciado.

  1. PREDICA CON EL EJEMPLO

El ejemplo es la mejor manera de promover la lectura de los más pequeños. Los niños buscan ejemplos en los que fijarse y los primeros modelos a seguir se encuentran en casa, no solo en los padres, sino también en los demás miembros de la familia.

Continue Reading

Lifestyle

Elige bien la escuela de tu hijo

Seguramente te has preguntado ¿cuál es la mejor escuela para mi hijo?

La respuesta la buscamos en amigos o en la familia, sin embargo, cada quien cuenta y vive su propia historia, por lo que te sugerimos construir la tuya con tu hijo (esto no quiere decir que repitas tu experiencia) por eso, observa, pon en marcha todo lo que sabes y conoces de tu hijo. Aquí te damos una guía útil para que puedas hacer una buena elección poniendo en una balanza los siguientes aspectos:

  1. Funciones de la escuela e interacción familiar

La escuela representa un elemento formativo en la vida de tu hijo y pasará varias horas al día en esa institución, así que conoce e investiga cómo es el trato, las instalaciones y medidas de seguridad.

Valora qué tan dispuesto estás para involucrarte en la escuela. Tal vez deseas un colegio que permita la participación activa de los padres en los procesos de aprendizaje o tal vez no puedes estar involucrado tanto tiempo por tus actividades laborales y deseas confiar en la escuela. Indaga si se adapta a tus necesidades.

  1. Costumbres, creencias

Un elemento importante en el desarrollo sano de los niños es la congruencia en ideas, hábitos y creencias que hay entre escuela y casa. Investiga cuáles son los principios de las instituciones, cuáles son sus objetivos educativos, cuáles son sus prioridades como institución escolar, qué desean aportar como escuela a la vida de los niños que asisten ahí, qué métodos educativos manejan, es decir, averigua sus razones para ser una institución educativa, y… solo entonces verifica si son congruentes con lo que tú buscas para tu hijo.

  1. Personalidad y necesidades individuales

La personalidad de tu hijo es un factor importante a considerar, por ejemplo, si tiene dificultades para adaptarse o si presenta alguna dificultad en su desarrollo o conducta, debes buscar escuelas que puedan brindarle el apoyo necesario a sus necesidades personales y verifica que cuenten con el personal adecuado para que sean parte de una red de apoyo para el desarrollo de tu hijo. Hay escuelas que aplican exámenes para ver si pueden admitirlos, valora y considera si la forma en que los evalúan te parece adecuada.

También debes considerar si tu hijo es alguien que le gusta el deporte, el arte o la ciencia, es importante buscar una institución que cuente con las instalaciones y personal adecuado para que potencialice sus habilidades.

  1. Expectativas a partir de tus prioridades

Aquí se conjuntan varios elementos, si bien el nivel académico es muy importante y la base del desarrollo intelectual de tu hijo, los valores formativos de la escuela también los son, hay instituciones donde se favorece la competitividad,  o hay cargas de tarea que implican tardes completas en actividades escolares.

Checa si se ajusta a tus posibilidades, también es importante considerar que no todos los niños pueden adaptarse a estas demandas y debes saber que eso no significa que algo está mal con tu hijo.

Costos

Algo que es muy importante y que debes considerar son los costos y que se ajusten a tu economía, considera colegiatura, uniformes, materiales, anuarios, presentaciones, clases extras, etc. Haz un presupuesto anual que se ajuste a tu economía, recuerda que no siempre la escuela mas cara es la mejor.

Tips de oro

  • Debes analizar toda la oferta educativa de la zona que te interesa para tu hijo.
  • Cada escuela tiene su propio estilo, y no todos los niños ni sus familias se pueden adaptar a todos los estilos, verifica si va contigo lo que la escuela ofrece.
  • Será difícil que una sola escuela cubra todas tus necesidades complementa con actividades extra-escolares lo que falte.
  • Busca asesoría profesional.

Continue Reading

Las más leídas