Connect with us

LIFESTYLE

Ser maestra en tiempos de Covid

Por Mara Nandi

El confinamiento aceleró procesos que, por muchos años, en la docencia, nos habíamos retrasado y resistido con respecto al uso de la tecnología. Tanto los padres de familia, los alumnos y, por supuesto, los docentes, nos costó bastante adaptarnos a las nuevas formas de enseñanza y aprendizaje y, a final del ciclo, seguíamos aprendiendo y adoptando estos nuevos procesos.

En lo personal me sentí triste y, por qué no decirlo, un tanto frustrada, al no poder persuadir a padres y a alumnos a sumarse con seriedad a las nuevas formas de aprendizaje. El tiempo pasaba y ver que no se enviaban las actividades a pesar de tener el conocimiento de ellas me llevó a creer que la educación a distancia sería un fracaso.

Los esfuerzos de la SEP se concentraron en atender a millones de alumnos y sus necesidades educativas durante la emergencia sanitaria por medio de la estrategia Aprende en Casa, a través de la televisión abierta, la radio, cuadernillos de actividades y a través de plataformas digitales con los maestros.

El desinterés, la falta de recursos económicos, la indiferencia de los padres y hasta el no contar con equipo de cómputo e internet, fueron factores para que los alumnos no realizaran sus actividades. No obstante, al final del periodo tanto los padres como los alumnos comenzaron a trabajar y entregar en el último momento las actividades.

Comprobé que los padres son parte fundamental de la estructura del aprendizaje, de la motivación y el empuje que nuestros alumnos necesitan, así como la importancia de la presencia del docente como facilitador de los contenidos y que el aula sigue siendo parte esencial pero no imprescindible del proceso educativo.

Otra parte importante es la actualización en el manejo de las tecnologías y plataformas por parte del docente y a su vez capacitar a los alumnos para hacerlo parte cotidiana en nuestra labor.

El trabajo en casa no fue nada fácil. Sobre todo cuando tienes hijos pequeños que absorben la mayoría de tu tiempo y energía, las labores domésticas, cocinar, revisar actividades de los alumnos, responder mensajes de estudiantes y padres de familia que sin importan un horario tenían que ser atendidas, capacitarte con las asesorías y todo este trabajo sumarle la parte emocional que la mayoría de las personas experimentaron, como incertidumbre, estrés, preocupación de contagio, tristeza de haber perdido amigos o familiares y no poder estar presentes, en fin los docentes somos seres humanos que no podemos dejar fuera nuestras vidas personales y emociones, eso fue parte de ser maestra en tiempos de Covid.

De la noche a la mañana nos volvimos maestras de nuestros propios hijos y nos dimos cuenta lo complicado que pudo haber sido para los papás lidiar con las tareas de sus hijos.

 

En este confinamiento nos convertimos en maestros de nuestros alumnos y de nuestros hijos. En mi caso no logré utilizar las mismas estrategias que uso con mis alumnos con mis hijos porque la figura de autoridad es diferente a la que tengo como madre y como maestra y eso me hizo entender la enorme complejidad de nuestra labor y la responsabilidad de los padres al asumir el rol de profesor. Cuando los alumnos no quieren trabajar recurres al “voy a llamar a tu mamá” o “te voy a poner un reporte por no trabajar” o “te voy a llevar con la orientadora”, eso con mis hijos no funcionaba.

En la escuela de mis hijos hubo mucha coordinación y estuvimos en contacto desde el primer momento y todos los días a las 8:30 aproximadamente enviaban de 4 o 5 actividades que debíamos hacer durante el día para enviar las evidencias por 2 hijos, era bastante trabajo.

Un día mi esposo me vio tan estresada que me dijo relájate no creo que por uno o dos días que no envíes las evidencias del trabajo de tus hijos vayan a reprobar preescolar o lactantes. Pero siendo yo maestra no me permitía no cumplir y ser parte de lo que tanto me quejaba, la indiferencia de algunos padres y alumnos por no entregar sus actividades.

Así que la exigencia era doble. Tenía que lidiar con eso y hacerlas compaginar con las labores de casa, sin mencionar las incontables vueltas a la cocina, porque curiosamente siempre tenían hambre.

Mis metas, planes y hasta mis propias necesidades pasaron a segundo término por qué la exigencia de cumplir como mamá y como profesora eran más fuertes. Los días de capacitación por medio de los webinar si era solo una o dos horas máximo era cerrar la puerta, pero para ellos era como si los hubiera abandonado porque era el único momento en el que me alejaba de ellos y no me veían, porque literal ni para ir al baño me dejaban.

En conclusión, cada docente vivió de manera distinta esta pandemia pero segura estoy que siempre hubo ese compromiso y responsabilidad por parte de cada maestro, tuvo mucho que ver la fortaleza mental y espiritual, la estabilidad económica, el género, la edad, la relación de edades madre e hijos, la salud física, entre otras cosas, pero independientemente de todo esto estoy segura de que este periodo de confinamiento nos va a traer muchos aprendizajes y crecimiento personal.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LIFESTYLE

Cómo hacer dinero por arte de magia

Con esta obra reveladora, Cómo hacer dinero por arte de magia (Diana), Miguel Valls cambiará todo lo que siempre creíste acerca de la riqueza. El título puede ser provocador. Al menos en México nos enseñaron que el dinero no llega por arte de magia, sino a base de esfuerzo, disciplina y mucho trabajo.

Valls nos explica que existen dos clases de economía, la social y la natural, y que mientras la primera tiene que ver con los flujos que conocemos del dinero y las mercancías, la segunda, relacionada con la energía, las emociones y el espíritu, es la que se materializa en la esfera física —la realidad—, reflejándola como abundancia o escasez.

Al comprender que la fortuna material se genera desde lo inmaterial, de lo que crees y produces por medio de tus palabras y la intención de tus acciones, te replantearás conceptos como deuda, valor, costo e inversión, y cómo se relacionan con nociones como culpa, ambición, miedo u osadía, para llevarte por nuevos rumbos de creatividad y comprensión del mundo en que vivimos.

Por medio de sencillos rituales que te ayudarán a entender las claves proporcionadas, Cómo hacer dinero por arte de magia es un cambio de mentalidad, de conciencia, para resignificar tu historia, lo que piensas sobre ti y acercarte a la prosperidad que mereces. “La abundancia que tienes o no tienes en el mundo material es el reflejo visible de la abundancia que tienes o no tienes en los mundos sutiles”.

Miguel Valls es fundador y maestro de Escuela Cristal, una escuela iniciática y ocultista situada en España y con sedes en varios países de América Latina. Es conferencista internacional, imparte cursos y organiza retiros y seminarios a lo largo de Hispanoamérica.

Es autor de El manual del iniciado y tiene más de 30 programas online dedicados a la magia, el ocultismo, el crecimiento personal, la sanación, la alquimia, el tiempo y la economía. Además, organiza viajes de formación para estudiantes a diferentes lugares del mundo.  Aprendió la cosmovisión andina y el chamanismocon de los indígenas quero, en Perú, y fue elegido como alto sacerdote de esa comunidad.

Durante más de cuatro años transmitió estas enseñanzas. Después empezó a impartir su propia filosofía, la cual incluye conocimientos de la cábala, la astrología, el hermetismo y el budismo, al igual que conocimientos propios como el Mapa Cristal y el Calendario Diamante. Su propósito es enseñar a las personas a construir la realidad que desean en todas las áreas de su vida.

Continue Reading

LIFESTYLE

¡Azúcar en de sangre! Estos alimentos te harán la vida más fácil

Con estos alimentos lograrás prevenir la diabetes o controlarla.

A veces hacer ejercicio y mantener buenos hábitos no son suficientes para tener una vida sana, también es significativo conocer qué tipo de alimentos comemos.

Quizá si eres joven no sea tan significativo, pero sí en personas que pasaron al tercer piso, es decir ya tiene 30 años o más, todo para su calidad de vida en el futuro sea optima y no sufrir enfermedades que pudieran ser crónico-degenerativas.

Porque nos importa tu salud hicimos una lista de alimentos que te ayudarán a controlar los niveles de glucosa en la sangre. Podrías considerarlos en tu dieta esto con el fin de evitar la diabetes o tener un mejor control de esta enfermedad.

¿Qué alimentos me sirven para bajar el azúcar en la sangre?

Nueces

Son fuente de fitoquímicos como los flavonoides, minerales como el potasio y el magnesio, y vitaminas antioxidantes que ayudan a mejorar la resistencia a la insulina. Se recomienda que no estén procesadas.

Legumbres

Optimizan el control glucémico y reduce el riesgo de enfermedad coronaria en personas con diabetes tipo 2.

Ajo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sus antioxidantes protegen el corazón de la cardiopatía inducida por la diabetes.

Aguacate

Contiene 9 g de fibra por 100 g de alimento, lo que impide que acrecienten rápidamente los niveles de glucosa en sangre.

Avena

Tiene un IG por debajo de 55 y contiene un tipo de fibra (betaglucanos), que ayuda a mantener el control glucémico.

Pan de centeno

Poseen un Índice Glucémico por debajo de 55, con lo que liberan poco a poco glucosa en sangre y no provoca picos bruscos.

Manzana

Esta fruta tiene un índice glucémico bajo, su gran contenido en agua y fibra que ayuda a la azúcar natural (fructosa).

Ten en cuenta que es sólo una pequeña guía de lo que pudieras consumir, pero sólo un experto en la materia de nutrición sabrá cómo ajustar las raciones y alimentos.

 

 

 

 

 

 

DIABETES, AZÚCAR ALTO, EJERCICIO, CONTROL, INSULINA, DIETA, GLUCOSA, FIBRA, ANTIOXIDANTES

Continue Reading

LIFESTYLE

Le da risa cuando le regañamos: ¿qué hago?

A los chiquillos de dos años les cuesta comprender un no. Varias veces se toman a risa nuestros regaños o nuestro rostro de espanto si llegan a hacer algo peligroso. Este contexto en ocasiones es interpretado como un desafío y saca de quicio a los papás. Y nos preguntamos ¿Qué hago?

Que un pequeño haga caso es a casi siempre una misión imposible. Estos consejitos te ayudarán:

1.- Aléjalo del ambiente que crea el problema.

Cuando esté a punto de cometer o tocar algo que no esté bien o lo pone en peligro, hay que decir no definitiva y claramente. Pero en ocasiones no vale con un no a lo lejos. En ocasiones resulta, pero otras veces le da igual o inclusive le divierte. Será preciso, que al mismo tiempo que decimos no, retiremos de inmediato al objeto, o bien al pequeño. Y si continua, lo mejor es retirarlo de la habitación.

2.- No te enojes ni seas agresivo.

aprenderá mejor si estamos en calma. Y jamás hay que golpearlo ni darle manotazos, esto es algo a lo que jamás se debe acudir, no solo no resulta y tampoco tiene un resultado positivo, sino que incita a efectos y emociones muy negativas en los niños. Es suficiente con la aplicación consistente y metódica del no acompañado de la retirada. Con él no, se irá convirtiendo en un signo suficiente. Lo esencial es que el pequeño reconozca el no como un límite claro al que debe ajustarse.

3.- No le permitas elegir.

Lo importante, cuando tenemos que quitarle algo a un niño de esta edad, es impedir toda posibilidad de elección, reto o regaño. De nada sirve un platica llena de restricciones y ultimatos, también debemos tener en cuenta que los extensos discursos repletos de explicaciones y reflexiones consiguen hacer que el niño se pierda, no perciba y no asimile que lo que se le está explicando es un claro y rotundo no. Hay que pretender aplicar el discurso y la regla a la edad del pequeño. Si nos enojamos o le impedimos de forma altisonante, en realidad le estamos desafiando. Tampoco vale la pena entrar en explicaciones y platicar como a un igual. Lo mejor es ser directos, llevarlo a cabo, eso sí, con tacto y serenidad.

4.- Procede con astucia.

En este período los niños son muy fáciles de distraer, y cuando se deslumbran con un objeto prohibido suele bastar con darles otro lo suficiente encantador (como por ejemplo unas llaves) para que su interés pase al nuevo.

Requiere pasar por este período de autoafirmación: sé flexible

El afán de averiguar y palpar todo no es el único elemento que los lleva a desobedecer. También está el impedimento, una forma de autoafirmación que resalta hacia el segundo cumpleaños y que complica la vida a los padres, ya que los niños tienden a negarse a todo. Pero hay tips que lo suavizan: proponer en vez de ordenar, dejar pasar unos minutos antes de repetir la orden, llevar físicamente al niño con delicadeza y halagos hacia la actividad que rechaza, comunicarle con tiempo, dar algo a cambio, elegir bien el instante… consejos que son todo un arte a la hora de poner límites y que a veces hacen maravillas.

No entremos en enojos, seamos flexibles, hábiles y persuasivos: no dejar de lado que estamos tratando con un niño que no quiere molestar, ni ponernos a prueba ni retarnos: está atravesando por un periodo natural y necesaria en su desarrollo y la paciencia será nuestra mejor amiga.

 

 

 

 

 

 

 

 

LOS TERRIBLES 2 AÑOS, BERRINCHE, COMPRENSIÓN, ENFADO, NIÑOS, DESARROLLO, CRECIMIENTO, PACIENCIA, MAMÁ, PADRES, PERIODO, REGAÑO

 

Continue Reading

Trending

Copyright © 2020 Página realizada por Grama Studio SA de CV / www.gramastudio.com.mx / Tel. 55 12 09 13 08