Connect with us

Gente

Rania de Jordania: Inmejorable 50 aniversario

Autora de libros infantiles, estrella de las redes sociales, incansable luchadora por los derechos humanos y estandarte del estilo y la elegancia, Rania de Jordania cumplió en agosto 50 años arropada por su familia y confiando su atuendo para la ocasión a jóvenes diseñadores árabes.

La reina Rania Al Abdullah, consorte de la pequeña nación de Oriente Medio, con apenas 10 millones de habitantes y hogar de la joya arqueológica Petra, nació en el seno de una acomodada familia palestina en Kuwait, estudió Administración de Empresas en El Cairo y posteriormente se trasladó a Jordania para trabajar.

Allí, demostró su valía profesional en la mercadotecnia con el gigante tecnológico Apple o la entidad bancaria Citibank, dando pie a que la casualidad la llevase a conocer al entonces príncipe jordano Abdalá bin al Hussein, cuando la joven estaba a punto de cumplir 22 años.

“Tan pronto como la vi, pensé ¡Guau!”, reconoce el hoy rey Abdalá II de Jordania, con quien finalmente se casó en 1993, en su libro Nuestra última mejor oportunidad.

Y es que Rania al Abdalá es mundialmente conocida por su belleza, enmarcada por una larga melena ondulada y morena, y acentuada por un impoluto sentido estilístico que la hace acaparar los flashes lleve un opulento vestido de noche o unos simples pantalones de pinzas y una blusa.

Soplando velas

Precisamente, haciendo gala de su amor por la moda, el primer adelanto de las celebraciones por su 50 aniversario fue una sesión fotográfica para el que fue vestida por el joven diseñador saudí Mohamed Ashi, cuya casa con sede en Beirut, Ashi Studio, ofreció en agosto un pequeño entrante del photoshoot.

En su cuenta de Instagram, la marca anunció que la reina había escogido un vestido blanco amoldado al cuerpo en tejido de crepé, de manga larga y adornado con botones y bordados para las fotografías oficiales de su aniversario, lo que hizo a Ashi sentirse “honrado”.

La Corte Real Hachemita compartió en la misma red social un retrato exclusivo de la reina junto a su marido, en el que ambos salen con las cabezas juntas en un gesto de cercanía, con un mensaje de felicitación por su 50 aniversario.

Rania al Abdalá, que cuenta con más de 6 millones de seguidores en Instagram y 10,4 millones en Twitter, posa para la fotografía con una blusa negra con detalle en el cuello y granate en la parte inferior salpicada de pequeños lunares.

No todo es moda y posados

Belleza eterna, explica en árabe y braille la conversación entre una niña y una oveja sobre lo realmente importante en la vida, y El intercambio de sándwich, sobre dos amigas que hacen sus ensayos para entender la diversidad, son sólo dos de los libros infantiles que la reina ha escrito a lo largo de los años.

Sin embargo, a lo que más tiempo dedica Rania al Abdalá, en línea con las moralejas de sus obras, es su labor como incansable defensora de la educación de los niños, los derechos de las mujeres, los huérfanos y los refugiados, y la tolerancia intercultural.

Colabora con organismos internacionales, pero también preside sus propias organizaciones, como la Fundación Río Jordán (JRF), que fundó cuatro años antes de subir al trono en 1999 con la intención de empoderar económicamente a las comunidades y promocionar la seguridad de los niños.

La directora de la fundación, Enaam al Barrishi, explica cómo la monarca ha guiado a la FRJ “a cada paso del camino” durante sus 25 años de vida, inspirándose en los ciudadanos jordanos, a los que visita regularmente para “conocer personalmente a los beneficiarios y escuchar sus comentarios de primera mano”.

“Su majestad es una verdadera inspiración; su atención meticulosa al detalle, sus ganas de lograr resultados que impacten directamente a nuestros beneficiarios y socios, y su inmenso conocimiento y entendimiento del mandato de la JRF han sido la fuerza impulsora de nuestro trabajo”, afirmó Al Barrishi.

Preguntada por cómo es trabajar con Rania de Jordania, la directora de la fundación no duda: “¡Realmente nos mantiene alerta con su pasión y entusiasmo!”. EFE

“La monarca ha guiado a la Fundación Río Jordán a cada paso del camino durante sus 25 años de vida, inspirándose en los ciudadanos jordanos, a los que visita regularmente para conocer personalmente a los beneficiarios y escuchar sus comentarios de primera mano”. Enaam al Barrishi, directora de la Fundación

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gente

El hiperrealismo de Feuerman

Las esculturas de la estadounidense Carole Feuerman parecen tan reales que hasta consiguen poner celosas a las fans del cantante colombiano Maluma, uno de los propietarios de obras de esta reconocida escultora hiperrealista.

“Kendall”, una de las esculturas de nadadoras de Feuerman, a las que no les faltan ni las gotas que quedan en la piel al salir del agua, los cabellos que escapan de la gorra de baño o las uñas de los pies con manicura francesa, fue presentada por Maluma como su novia en las redes sociales en plena cuarentena.

La Kendall de verdad existe y posó hace tiempo para Feuerman, quien durante una entrevista con motivo de sus 50 años de carrera artística subraya que no le interesa imitar la realidad sino “entender a las personas” y “contar historias”.

50 AÑOS LUCIENDO BIEN

El regalo por su medio siglo de dedicación al arte es el libro, “50 años luciendo bien”, editado por el historiador de arte John Spyke y por ahora la compilación más completa del trabajo de esta artista nacida en Connecticut y residente en Nueva York.

“Desde mis comienzos estuve completamente segura del tipo de arte que quería hacer”, dice Feuerman, quien en 2017 presentó en la Bienal de Venecia una exposición individual en un jardín público con distintas nadadoras y otras figuras.

Entre ellas estaba “Kendall Island”, una escultura en bronce pintado a la laca y de tamaño real, que como la mayoría de las obras de Feuerman es una mujer, tiene los ojos cerrados y parece vivir un momento de placentero ensimismamiento.

Además de provocar el deseo de tocarlas, estas esculturas hiperrealistas producen la curiosidad de saber qué pasa en sus cabezas de bronce o resina.

Feuerman dice que a veces con los ojos cerrados se “ve más” que con los ojos abiertos.

La artista, que comenzó como ilustradora, lo que en los años 70 no era considerado “bellas artes”, recuerda perfectamente cuándo tuvo la idea de esculpir nadadoras.

Estaba en la playa con sus hijos y vio a una mujer que salía del mar con el agua resbalando por la cara y el cuerpo y abriéndose paso como el mascarón de proa de un barco en el mar.

En ese momento, con los dedos curvados y dejando un hueco por donde mirar como si fuera un catalejo, la enfocó y supo que eso era lo que quería hacer con su arte.

17 AÑOS Y SIN ARRUGAS

Feuerman quiso que la primera nadadora fuese una mujer “universal” y real, ni joven ni vieja, con imperfecciones y manchas en la piel, muy diferente a sus actuales figuras que “tienen 17 años y ni una arruga” y representan un mundo ideal y onírico.

La empezó en 1979 y la terminó en 1981 cuando la presentó en una exposición en una galería de Nueva York a la que tuvo que pagar por el espacio, pues a nadie en esa época le interesaban sus obras y recibía siempre comentarios de que el figurativismo no estaba en boga o que lo suyo era “arte comercial”.

Esa exposición pagada cambió su vida cuando ya estaba “descorazonada” pero seguía luchando por abrirse camino.

El coleccionista Malcom Forbes compró la nadadora y todo lo demás que estaba en exhibición y a partir de entonces todo le fue más fácil.

“Echar a andar fue muy, muy difícil”, dice sobre sus comienzos esta artista única, aunque los expertos suelen encuadrarla con Duane Hanson y John DeAndrea, ambos escultores hiperrealistas.

Como no se olvidó de aquellos tiempos duros, los beneficios obtenidos con la venta del libro de los 50 años de carrera son para una fundación que creó en 2011 con el fin de alentar y ayudar a jóvenes escultores sin representantes ni espacios donde exponer.

EL ÉXODO DE CUBANOS DIO A LUZ A “SERENA”

A Feuerman no solo le interesan las nadadoras, también se ha inspirado a lo largo de su carrera en bailarinas y en hechos de actualidad como el éxodo de cubanos a Florida en los años 80.

De ahí surgió “Survival of Serena”, una escultura de una mujer agarrada a la llanta de una rueda de camión que descansa la cabeza sobre la goma, como haría quien ha pasado por una difícil travesía y ha llegado a su destino.

La escultura original mostraba solo la llanta y unas manos de mujer sobre la goma, después hizo una versión que presentó en la Bienal de Venecia en 2007 ya con cabeza y luego llegó “Survival of Serena”.

Además de hacer variaciones sobre una misma obra Feuerman fue aumentando en tamaño de sus esculturas para conquistar los espacios públicos, aunque sin dejar de lado formatos más accesibles para los amantes del arte particulares.

En la Bienal de Venecia dos esculturas de nadadoras de gran formato fueron colocadas a la entrada a modo de guardianas, pero Feuerman se queja de que todavía en Estados Unidos esas figuras femeninas no son bien vistas para poner en valor espacios públicos.

Quizás a quienes toman esas decisiones les parecen frívolas, pero el público no puede dejar de mirarlas incrédulo de que no respiren.

Feuerman dijo en una entrevista hace años que sus nadadoras “aman la paz y a veces el placer. Están satisfechas con la vida, es más, son sobrevivientes”.

Cada una tiene su personalidad y cuenta su propia historia, y todas son pintadas individualmente a mano por el equipo de 14 personas que trabaja con Feuerman.

“Nada es eterno”, dice la artista cuando se le pregunta cuánto tiempo aguantarán al aire libre estas nadadoras con su ligero bronceado de un día de sol, su manicura perfecta y unos trajes de baño dignos de las mejores revistas de moda.

Feuerman está segura, sin embargo, que van a seguir “luciendo bien”, como pregona su libro, incluso aunque los colores dejen de ser tan vivos como cuando salen de su taller. EFE

Continue Reading

Entretenimiento

Gabriel Porras: ¡Sin miedo al éxito!

Por Cris Ayala

Gabriel Porras es el actor texcocano con mayor éxito en México y en el extranjero, ha logrado una fructífera carrera de 27 años en el cine, teatro y televisión y ha colocado el nombre de Texcoco en lo más alto del histrionismo.

Su primer contacto con el mundo de los escenarios fue a los 14 años de edad, cuando lo llevaron a ver la obra de teatro El Diluvio Que Viene. Gabriel Porras, quien se crió en Texcoco, estudió la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma Metropolitana, campus Xochimilco, y Actuación en El Núcleo de Estudios Teatrales de la Ciudad de México.

En sus inicios le tocó “picar piedra” y “tocar muchas puertas”. Cuando era un actor novel tuvo la oportunidad de actuar en la exitosa obra de teatro Entre Pancho Villa y una mujer desnuda, trabajo que le permitió acercarse a las “ligas mayores de los escenarios en México”.

Trabajar en esa obra de teatro significó participar en castings, realizar comerciales, videos institucionales, cortometrajes con las escuelas de cine y hacer teatro con sus compañeros de escuela. Recuerda que fue una época dura, donde ganaba poco dinero trabajando de sol a sol, aunque con muchas satisfacciones y sobre todo aprendizaje. Luego llegaron las telenovelas y su vida empezó a cambiar.

Han sido tres personas especiales que han tenido una influencia significativa en su vida profesional, una de ellas es la actriz mexicana Diana Bracho, quien le mostró un universo distinto de la industria, le enseñó a apreciar el arte y su creación desde otro punto de vista. A ella agradece los consejos de cómo manejarse en esta industria. También los actores Héctor Mendoza, quien le hizo confirmar su pasión por la actuación; y Héctor Bonilla, pues además de ser un gran apoyo y amigo le enseñó que si no hay trabajo hay que inventarlo.

En teatro, Gabriel Porras ha tenido grandes éxitos, entre sus participaciones están Sueño de una noche de verano de Shakespeare, Zorros Chinos de Carballido y Un tranvía llamado deseo de Tennessee Williams. En televisión las telenovelas que lo proyectaron en las pantallas del mundo entero fueron Dónde está Elisa, La casa de al lado y Corazón valiente. En cine la película Bajo la misma luna y un cortometraje llamado Reflejos. No obstante, el proyecto que marcó su carrera fue la telenovela Alma herida, una producción de Telemundo y Argos en el año 2003 y en la que tuvo la oportunidad de interpretar su primer protagónico.

Otras producciones importantes donde ha participado son La reina del sur, El señor de los cielos y el musical Los Miserables.

Disfruta trabajar en el cine, como en teatro y televisión. “Cada uno tiene sus propias reglas, el actor tiene que adaptarse a las exigencias de cada uno. En televisión se trabaja a destajo y lo que importa es tu efectividad para resolver, mientras que en el cine se trabaja con mucho más cuidado, y en teatro generalmente tienes más preparación que en los anteriores”.

Gabriel considera que ser actor implica “convertirse en todos los seres humanos que han existido y existirán, cualquier tema es correcto si el guion está bien escrito y tiene una visión clara de hacia dónde va dirigido”, por lo mismo disfruta abordar todo tipo de temáticas al dar vida a un personaje.

Actualmente vive en Miami, opina que no existen tantas diferencias como podría pensarse entre trabajar en México y Estados Unidos, pero si nota que las producciones norteamericanas son más estructuras y organizadas. Además de Miami, también ha vivido en otros países. Al principio le costó mucho trabajo adaptarse a ciudades como Bogotá, Miami o Santo Domingo, él piensa que quizás por un sentido de pertenencia, y volver a México siempre será una opción en su vida.

Texcoco lo lleva en el corazón, con gratos y entrañables recuerdos. Es su terruño, el lugar al que siempre vuelve, donde está su papá, sus hermanos, amigos, su banda, el tocho, las chelas, los tacos de barbacoa, el buen vivir. Además fue aquí donde se paró por primera vez en un escenario bailando con el grupo de jazz de Luis Molina.

Su familia es parte clave en su carrera. “Somos un clan. Funcionamos en grupo. Cada uno tiene algo que aportar y así lo hace. Como cualquier familia tenemos momentos buenos y malos pero la unión no se pierde, con los ojos cerrados vamos si el otro nos necesita”.

Además del éxito, también ha conocido el fracaso como presentaciones de teatro con butacas vacías. En alguna ocasión le cancelaron un personaje en televisión para poner a otro actor porque según el director “no dio el ancho”; y también infinidad de castings sin respuesta. Gabriel expresa que caerse en el camino y tener el coraje para levantarte es lo que forma el carácter para seguir adelante, es el sentido de la vida, y para él su reto más grande.

Actualmente escribe una película y tiene diagramada una segunda. Escribir es algo que dejó de lado por entregarse de lleno a la actuación, sin embargo, reconoce que es uno de esos talentos que la vida le regaló y ahora lo está desarrollando con mucha más seriedad.

Además, va a filmar su primer cortometraje como director, en el que su hermano Francisco Porras será el protagónico, proyecto que lo tiene también muy entusiasmado. También está descubriendo la música a través de la guitarra, es un universo muy extenso que le brinda otras posibilidades, no sueña con irse de gira, pero garantiza que habrá muchas noches bohemias.

Se resistió en un principio a las nuevas plataformas y formas de comunicación, pero finalmente comprendió que se trataba de renovarse o morir. Además de Instagram y Facebook, también esta iniciando su canal de YouTube para desarrollar ideas que le permite una cercanía mayor con el público que lo ha apoyado durante muchos años.

Continue Reading

Gente

Hallan cuerpo en lago donde desapareció Naya Rivera

La policía del Condado de Ventura, California informó este lunes la localización de un cuerpo en el lago donde había desaparecido la actriz Naya Rivera, quien se había dado informe de haber desaparecido el miércoles pasado cuando salió a navegar con su hijo.

La operación de búsqueda de la actriz se reinicio este lunes, después de cinco días sin resultados. Al parecer una fotografía de ella cerca de una caleta con su hijo de 4 años en el bote que había alquilado el miércoles pasado y donde el pequeño fue encontrado más tarde solo.

Encuentran un cuerpo en el Lago Piru, donde desapareció Naya ...

De acuerdo con el niño, quien había sido hallado con un salvavidas puesto, dijo a las autoridades que él y su madre habían estado nadando en el lago pero ella no regreso.
El cadáver que se encontró fue trasladado al médico de forense en Ventura, donde se llevará a cabo la autopsia.

Las mismas autoridades de Ventura explicaron que la mujer se ahogó en horas d la tarde el pasado miércoles: “Todo indica que tuvo fuerzas para salvar a su hijo en el bote, pero no para subir ella”

 

Continue Reading

Trending

Copyright © 2020 Página realizada por Grama Studio SA de CV / www.gramastudio.com.mx / Tel. 55 12 09 13 08